Castillo Medieval de Grisel – Hotel con Encanto

Doble del viajero

Amenities

  • Cama 1'50
  • WiFi
  • Terraza privada
  • Biblioteca
  • Baño privado

Cada una de las habitaciones del hotel está inspirada en un genero literario. La Habitación del viajero hace referencia a todos esos libros, que de una forma u otra, nos invitan a viajar, a conocer otras ciudades, otras culturas, otros mundos.

Es la única que cuenta con una terraza privada, donde poder pasar una preciosa velada. Si sus ocupantes lo desean, se puede servir el desayuno en ella, ya que está orientada al este y tiene una bonita salida del sol.

Dispone de una cómoda cama de matrimonio con colchón viscoelástico de gran calidad y baño completo con mampara de cristal.

Una terraza no es algo propio de un castillo, y es que tiene una explicación muy sencilla. El castillo sufrió un asedio durante la Guerra de Sucesión en 1713. Cuando unos habitantes de la localidad de Tabuenca, fieles al archiduque, se hicieron fuertes en el castillo. Se produjo un sitio por parte de las tropas isabelinas, que bombardearon la fortaleza desde una loma cercana. Como consecuencia de ello, el castillo perdió una de sus esquinas, justamente la que hoy ocupa la terraza. Si se fijan bien podrán ver en los muros que la rodean la falta de continuidad y sobre el suelo uno de los proyectiles de artillería que se encontró, todavía incrustado en el relleno del muro, durante la restauración. Un mapa que cuelga de la habitación hace referencia a esta guerra.

Está decorada con importantes obras de artistas como Jesús Bondía o José Sanmartín.