Castillo Medieval de Grisel – Hotel con Encanto en Tarazona

Monasterio de Veruela

Uno de los mayores atractivos a visitar durante vuestra estancia en el castillo de Grisel es el Monasterio de Veruela, uno de los monumentos más visitados de todo Aragón,  La Orden del Císter se instaló en las faldas del Moncayo en el siglo XII, en la vega del río Huecha. Los monjes blancos arraigaron en estas tierras y su prosperidad económica resultó esencial para que Veruela y sus abades tuvieran una importante notoriedad política en el Reino de Aragón.

Claustro del Monasterio de Veruela

Claustro del Monasterio de Veruela

El monasterio cisterciense era una ciudad en miniatura dedicada a la oración, a la devoción, al silencio y al trabajo. En el siglo XIX fue hospedería y refugio de numerosos viajeros románticos entre los que destacaron los hermanos Bécquer.

Espacio Bécquer

Espacio Bécquer

En 1976 la Dirección General de Bellas Artes del Estado español lo cedió en usufructo a la Diputación de Zaragoza para su rehabilitación y conservación. Desde entonces se han recuperado y restaurado las dependencias. Al calor del monasterio han nacido escuelas taller que han potenciado y recuperando los oficios. Veruela cuenta con su programación cultural propia: conciertos, recitales poéticos, exposiciones, teatro… arte actual que se integra y pone en valor el arte que siglos atrás realizaron los monjes de la austeridad.

Russian Red, concierto en la iglesia del monasterio

Russian Red, concierto en la iglesia del monasterio

Los monasterios cistercienses conforman espacios de una belleza singular, impactante por su sobriedad. Son edificaciones piedra de calidad y bien trabajada, con un plan monástico donde estaba estudiado hasta el último detalle, llenos de armonía y la belleza.

Ménsula del monasterio

Ménsula del monasterio