Castillo Medieval de Grisel – Hotel con Encanto en Tarazona

Caminos del Alma: Veruela – Grisel

camino veruela grisel

“Veruela, caminos del alma” es un proyecto de la Diputación Provincial de Zaragoza para impulsar el turismo en el territorio del Moncayo y fomentar el Monasterio Cisterciense de Veruela. El nº 2 de estos “caminos del alma” une Veruela con Grisel en un precioso paseo que sale desde la Cruz Negra, frente al monasterio, recorriendo los primeros 200 metros por tramo recto de pista asfaltada y coincidiendo con el trazado de la PRZ-2 Variante.

Un poco más adelante, la pista asfaltada gira a la izquierda, pero nosotros nos desviamos a la derecha por camino rural y de nuevo a la derecha, dejando a nuestra izquierda el camino PRZ-2 que lleva a Trasmoz.

El siguiente 1,5 km. discurre por camino rural con un poco de piedra suelta, despejado y casi sin desniveles. A la derecha veremos una acequia de riego. Nuestro camino sigue recto, aunque en ocasiones se bifurca a derecha o izquierda para desviarse hacia otros caminos de acceso a los campos.

Km 1,6. Cruce con la carretera ZV-3421. La cruzamos para seguir recto por el camino.

Km 2,5. Nuestro camino se incorpora a otro a la altura de Las Hoyas. Unos metros más adelante se bifurcan y cogeremos la derecha, dejando a mano izquierda un pequeño campo de almendros.

Km 3,3. Coincidiendo con un camino que se incorpora al nuestro desde la derecha, comienza la subida. En ocasiones puede ser empinada y se extiende a lo largo del próximo kilómetro.

Km 3,9. En la bifurcación elegiremos el camino de la derecha y más tarde otro a la izquierda.

Km 4,9. Hemos subido al “pico” de esta ruta. Podemos hacer una parada en este punto. Según indican los mapas estamos en “la Fuente del monje”. La vista desde aquí es espectacular, pudiendo distinguir a lo lejos la carretera N-122 y al fondo a la izquierda la ciudad de Tarazona.

Km 5,2. Hemos descendido hasta el nivel de la carretera N-122. Nos desviaremos a la izquierda sin atravesar el túnel.

Km 7. En la ladera del monte se puede apreciar una construcción tradicional. La llamada “Casa francesa”, en la que se guarecían los pastores. Se trata de una pequeña construcción, con forma de iceberg, construida con piedras de distintos tamaños sin argamasa. A lo largo de esta ruta podemos encontrar hasta tres de estas construcciones en buen estado. Seguimos la pista otros 2 Km El trazado sigue siendo bueno, con algunos caminos secundarios que se bifurcan. Seguiremos el camino principal hasta llegar a Grisel.

Km 9,9. Encontramos un desvío que nos señala el Pozo de los Aines. Merece la pena desviarnos unos 400 metros para admirar este fenómeno geológico. Volvemos atrás, hasta llegar al desvío anterior e incorporarnos a la PRZ-1. En este punto podemos encontrar algunas de las antiguas “casa-cueva” que todavía se conservan.